lunes, 27 de febrero de 2012

Madre Orgullosa

Hoy les quiero compartir algo más que una manualidad: una hermosa experiencia. Y para que me entiendan mejor empezaré desde el principio, como debe de ser.

Como muchas de ustedes recordaran, en la década de los 80's causó furor un juguete muy especial: el cubo de Rubvik. Mi madre, como muchos padres y madres de familia, se apresuró a comprarnos uno con la esperanza, creo yo, de que en el intento de resolverlo lográramos demostrar que éramos unos hijos excepcionales como todo padre secretamente espera de sus vástagos. Que como conozco ese secreto?, es porque ahora que soy madre siento ese misma ilusión por mi hijo, ilusión secreta porque entiendo que no puedo ni debo presionarlo, debo dejarlo ser a tu tiempo y a su modo, tal cual crecí yo, sin presiones de ningún tipo mas que los normales según la edad.

Hace unos años vi en una tienda un cubo, y recordando que tenía un reto pendiente con ese "juguete" compré uno, además de que, como les comenté esperaba que mi hijo le naciera la idea de resolverlo y de alguna manera “lavar mi honor”. Quizá fue por su corta edad en aquel momento,  pero este tipo de juguete no le causó más que aburrimiento. El cubo, “nos” volvió a ganar y como castigo pasó un largo tiempo guardado en un cajón, hasta hace unas semanas que llegó mi hijo con la novedad de que su maestro de Matemáticas había resuelto un cubo de Rubik que uno de sus compañeros había llevado al salón de clases.

Lo buscó y lo encontró, y ahí empezó la odisea: cambió las horas frente a la computadora por esa lucha para encontrar el secreto que envolvía el cubo, así pasó horas y horas, llegaba del colegio, terminaba sus tareas y agarraba al famoso cubo: armaba un color, luego otro,  ya cuando lo tenía dominado cambió a armar dos colores y así hasta dominar casi ese rompecabezas, hasta que por fin ayer, después de casi tres semanas logró resolverlo, No se imaginan el gusto y orgullo que me da que mi hijo de 14 añitos haya podido resolverlo, ahora siento que es mas mío que de su papá porque,… de donde mas podría haber heredado esta habilidad, que de su orgullosa progenitora :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DTB!!

Gracias por venir!!

Gracias por venir!!